LOCOMBIA..LOCOMBIA

Por pachopardo1 - 2 de Julio, 2005, 0:04, Categoría: General

En mis años infantiles la presencia de una anciana, de pequeña estatura, blanca y corta cabellera, sobresalientes incisivos que sostenía imaginarias conversaciones y acaloradas discusiones en las calles cercanas a mi casa, fue aprovechada por la conveniencia de nuestros mayores, ante nuestros primeros temores, en la amenaza suficiente para ser formales, para tomarnos la sopa, comernos las verduras y mil cosas más; aquella demente de ojos vidriosos y saltones, que al sol y al agua acudía todos los días a su misa de doce, de familia bien y con recursos que no la dejo llevar al Hospital Psiquiátrico de Sibate, fue "el coco" de nuestra formación y mi primer contacto con la cordura.

Desapareció de pronto, pero su recuerdo no; luego llegaron otros personajes con sus manías y fijaciones, con sus defectos y sus alegrías, pronto fueron parte de nuestra conciencia, ese temor infantil y los consejos paternos mantuvieron siempre el respeto y por que no decirlo la envidia a todos aquellos que lograban sustraerse de la realidad y vivir con intensidad su fantasia. Por unos centavos en las puertas del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario adquirimos muchas veces las hojas mimeografiadas con los programas políticos del Doctor Goyeneche, eterno candidato a la presidencia de la república, abogado que tranzo la realidad agobiante con la fantasía de un mejor país y que sin pertenecer a ninguna oposición programática y ondear ningún trapo por bandera, trato de desplegar sus ilusiones partiendo de utopías hoy no tan lejanas e imposibles de alcanzar. Lastima que aquellos papeles, algunos con su rubrica y dedicatoria se hayan perdido en el tiempo, buenas enseñanzas y rumbos trazarían hoy.

Pronto nos dimos cuenta que aquellos a quienes por su singularidad designábamos como orates, eran más de los que antes percibíamos por que de alguna manera nos habían contagiado a todos, por que hoy la locura ya no es un estigma individual, es una enfermedad social de distorsiones y engaños, donde todos nos refugiamos irreverentes con la realidad, trocamos las silabas de Colombia por Locombia y entramos en el realismo fantástico y tropical, que minimiza con una sonrisa lo absurdo de nuestra cotidianidad, no son solo los muertos y desgarradores alaridos de una absurda y larga violencia que de consignas y elementos políticos y sociales se transformo en la conveniencia del narcotráfico, mientras que apasionados pregoneros radiales reclaman a Dios su parcialidad en los campos de fútbol e incitan pasiones que lanzan acuchillados fanáticos desde las graderias.

Son también las absurdas y demoradas decisiones judiciales que sancionan con irrisorias multas y mandan a arresto domiciliario a personajes que como "urbanizadores piratas" abusaron de las ilusiones de muchos, esquilmaron sus ahorros ofreciéndoles vivienda en lugares imposibles, o los imaginativos funcionarios que colocan una sobretasa al amor, la lujuria y la pasión desbordada en los "moteles" cartageneros para poder salvar con esos recaudos a la escuela Superior de Bellas Artes del corralito de piedra, acaso no raya en lo absurdo también que un incauto y desprestigiado gamonal envié amenazas electrónicas desde su casa a un periodista, mejor dicho... tiene lo que ya no tienen las empanadas.

Mientras el progreso y el orgullo citadino se aprestan a recibir una nueva troncal de Transmilenio, entre las aguas del Humedal de La Vaca sobreviven precarios y anónimos compatriotas, mientras que en la otra orilla avivatos reciclan en artesanales fraguas las tapas de registros y otros hierros urbanos ante la mirada cómplice de las autoridades locales, que como mejor prueba de su cordura y sin explicación alguna suprimen los pasos peatonales de algunos puentes.

Como diría Chespirito, nuestro universal filosofo de cabecera:

-Se nos chispotio...!

El Blog

Calendario

     Julio 2005  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Otras referencias

Alojado en
ZoomBlog